973 64 03 94 / 665 025 255 info@hommosandals.com

Lo sabemos, este artículo no concuerda con lo que decimos siempre, que cada persona es distinta y podrá utilizar 3 ó 4 modelos dentro de cada marca.

No tiene sentido que un corredor de 55 kilos utilice un peso pesado como las Nimbus, o que uno de 100 kg entrene con unas Sayonara.

Teniendo en cuenta esto, hoy vamos a hacer una excepción. Vamos a hacer una lista con las zapatillas que consideramos míticas, aquellas que tienen algo especial, las que son diferentes. 

Artículo RUNNICS

1.- Asics Gel Nimbus

asics-gel-nimbus-17-mujer

La Asics Gel Nimbus es la zapatilla más vendida de todo el mercado. Es la que más corredores utilizan y ya lleva 17 versiones.
Es una zapatilla muy amortiguada, para corredores por encima de los 75 kilos, pero el tacto que notas cuando te las pones por primera vez es espectacular.
Verlas a diario no es raro si te cruzas con otros corredores habitualmente. Es nuestra primera elección, una zapatilla que, sólo por su popularidad, merece ser probada.

2.- Nike Air Zoom Pegasus

nike-air-zoom-pegasus-32

Uno de los modelos más antiguos que hay, por no decir el que más. La versión de este año es la número 32 y se lleva renovando desde 1983.
Por supuesto, no tiene nada que ver la primera versión con la de ahora, ni siquiera la de hace 10 años. La Pegasus ha cambiado mucho a lo largo de los años, pero la esencia ha permanecido intacta.
Es una zapatilla amortiguada, ideal para corredores de peso medio que quieran una zapatilla extremadamente cómoda para entrenar todos los días.
Además, por su precio, 110 € PVP pero que no es difícil encontrarla por 70-80 € a lo largo de todo el año, siempre ha sido una zapatilla muy asequible para casi todos e ideal para aquellos que empiezan a correr. Todo un clásico que se tiene que calzar una vez en la vida.

3.- Brooks Beast

brooks-beast-12-v2

Esta es una selección un poco radical. La Brooks Beast es una zapatilla de control, es decir, para pronadores muy severos que no lleven plantillas.
Con un peso que siempre ronda los 350 gramos y una amortiguación brutal(o, mejor dicho, bestial), la Beast está fabricada sólo para unos pocos, lo que hace que no se venda mucho. De hecho, Brooks no la renueva todos los años.
Ésta quizá no sea una zapatilla que se tenga que comprar, pero sí calzarlas para notar esa sensación de control, de hiperestabilidad. Póntelas durante un rato aunque sea. Si no eres usuario de este tipo de zapatillas, verás que es muy distinta a todo lo que has calzado hasta ahora.

4.- Mizuno Wave Rider

mizuno-wave-rider-18-mailing

La zapatilla estrella de Mizuno es la Wave Rider. Lleva nada más y nada menos que 18 versiones, y sigue mejorando.
Es una de las mejores zapatillas amortiguadas que hay ahora mismo para corredores que pesan entre 65 y 90 kilos. Amortiguada, estable, ventilada… Se podría que decir perfecta.
Pero no ha sido un camino de rosas para la Rider. Recuperó su esencia hace sólo 3-4 años con la introducción del u4iC, el compuesto que lleva desde entonces en la media-suela.
Una delicia de zapatilla, con historia, popular y que sirve para casi todos los corredores como zapatilla de entrenamiento.

5.- Cualquier adidas con Boost

adidas-ultra-boost-black-white2

El Boost, el compuesto que utiliza adidas para la media-suela de casi todas sus zapatillas, sólo lleva en el mercado desde 2013.
A pesar de que muchos pensaban que sería un fiasco por su apariencia de “corchopán“, las zapatillas con Boost han acabado dando muy buenos resultados y se han vuelto muy populares.
El tacto en la pisada es distinto al que estamos acostumbrados con el EVA que llevan casi todas las marcas. La mayoría de los modelos siguen utilizándolo, pero combinado con el Boost da un resultado distinto.
Aunque inicialmente se incluyó solamente en la Energy Boost, ahora se puede ver en casi todo el catálogo: Glide Boost, Adistar Boost o Ultra Boost, entre otras.

6.- Cualquier New Balance con Fresh Foam

New-Balance-Fresh-Foam-Zante-Puestas

El Fresh Foam es el compuesto nuevo de New Balance, que introdujo el año pasado.
Como pasa con el Boost, el tacto del Fresh Foam es muy distinto al del EVA, lo que hace que merezcan calzarse sólo para notar esa sensación.
Lo podemos ver en las Boracay o las Zante, que sólo llevan unos meses a la venta y están recibiendo valoraciones muy positivas entre los que las han estado utilizando.

7.- Una minimalista pura o unas sandalias

20150213-Hommo-Sandals-Cross-Simian-Prmera-Puesta

Cuando nos hablan de zapatillas para correr, lo primero que se nos viene a la cabeza es una zapatilla con la forma de la Nimbus, Rider… una zapatilla amortiguada de toda la vida.
Sin embargo, no todo es amortiguación, y un porcentaje de corredores prefiere correr con zapatillas minimalistas, sin apenas amortiguación, o con sandalias que no tienen amortiguación y sirven para proteger la planta del pie de piedrecitas o de una posible abrasión.
Esto no es para todo el mundo. Se necesita correr bien, con una técnica depurada, y hacer un período de adaptación para correr sin amortiguación. Pero la sensación, obviamente, es muy distinta a correr con unas zapatillas amortiguadas. Hay que probarlo.
Puedes ver un análisis de las Hommo Sandals en la página de nuestropartner Agenda Running: http://agendarunning.es/material/hommo-sandals-sandalias-artesanas-en-el-pirineo/

8.- Saucony Xodus

saucony-xodus-6-2

Muchos corredores, entre los que me incluyo, no corremos por montaña nunca. Si eres de ciudad, lo cómodo es salir a correr por un parque o algún sitio similar. Eso hace que nunca lleguemos a plantearnos utilizar zapatillas de trail running.
Pero recomiendo a todo el mundo que no lo haya hecho aún, que se calce un par de este tipo. Pongo como ejemplo la Saucony Xodus 6.0 porque es una zapatilla pura de montaña, de las que se utilizaría incluso en presencia de roca o lluvia, sin importar
la pendiente del terreno.
La flexibilidad de la zapatilla no tiene nada que ver con una “asfaltera”, por no hablar del peso, amortiguación, ventilación o de la estabilidad del modelo.

9.- Una zapatilla Joma

joma-hispalis-xvi-mujer

Joma es la única marca española que hace zapatillas para los que corren con asiduidad. Hay otras marcas que hacen modelos para hacer deporte, pero ellas mismas reconocen que no son para el corredor habitual.
Y no lo hacen nada mal. Con modelos como la Hispalis o la Titanium, Joma ha sabido abrirse hueco entre gigantes como Nike o adidas.
Lo mejor de las zapatillas, además de su calidad de zapatilla de gama media-alta, es el precio, siempre con 60-80 € PVP, por lo que no es raro verlas por 30-40 € en rebajas. La relación calidad-precio es extremadamente buena.
Lo peor, lo difícil que es encontrarlas. Así que si ves unas zapatillas de Joma para correr y rondan los 50 €, pruébalas, porque no defraudarán.

10.- Skechers GOrun 4

skechers-gorun-4

Skechers lleva relativamente poco en el mercado del running. Y aún así, tiene unos modelos de una calidad alta por un precio nada elevado.
Las Skechers GOrun 4 cuestan alrededor de 80 € y son muy cómodas. Tienen la particularidad del M-Strike, esa curvatura particular de laszapatillas Skechers, que en cierta medida te ayuda a que pises de mediopié y tengas una pisada algo más eficiente.
Son unas zapatillas muy cómodas, incluso para llevarlas en el día a día. Y por el precio que tienen, merece la pena probarlas alguna vez.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies